Jalapa 237, Roma Sur, 06760 Ciudad de México, CDMX
19 de septiembre/ Día de la Ciudad de México: Cuando lo vulnerable nos hace fuertes
Dado el alto significado cultural, que ha gestado conciencias críticas, heroicidades, cambios en las formas de gobierno, resistencia ante la tragedia y pensamiento constructivo, debería darse reconocimiento al 19 de septiembre de nuestro calendario, como el Día de la Ciudad de México.
19-s-rascon-ty

Por Marco Rascón

De la tragedia a la identidad

Para la Ciudad de México, la coincidencia sísmica de 1985 y 2017, constituye un hito en la geología y las efemérides, al coincidir el mismo día, 19 de septiembre.

Ya los temblores de tierra desde el siglo XVI fueron considerados un presagio en la cosmogonía náhuatl y llenaron de malos presentimientos al emperador Moctezuma. Los sismos nos han acompañado y lo seguirán haciendo en el futuro, así como otros riesgos por causas naturales.

La coincidencia sísmica, no solo alimenta el pensamiento mágico, sino por ser un hecho histórico real, nos ha dejado enseñanzas y es gran pieza de nuestra memoria colectiva. Al coincidir y repetirse en la misma fecha luego de 32 años, convirtiendo el ceremonial y el simulacro en la nueva tragedia del milenio citadino, le ha dado una fuerza inaudita a esta fecha, uniendo a los habitantes y varias generaciones en el sentimiento y el tiempo, como símbolo de nuestras debilidades y fortalezas.

Para nuestra ciudad fundada en 1325 (2 Calli) hace 692 años, pero de un día aún discutido e indeterminado por el desacuerdo de los historiadores, no existe el día de la ciudad. La vez que se posó el águila sobre un nopal devorando una serpiente, que nos simboliza local y nacionalmente, tiene año, pero no día.

La Propuesta

Ante ello y dado el alto significado cultural, que ha gestado conciencias críticas, heroicidades, cambios en las formas de gobierno, resistencia ante la tragedia y pensamiento constructivo, debería darse reconocimiento al 19 de septiembre de nuestro calendario, como el Día de la Ciudad de México para ser recordado uniendo valores y las fortalezas de sus habitantes ante las tragedias; reconociendo la fuerza histórica de la ciudad y su identidad como ciudad de todos los mexicanos.

El 19 de septiembre debe ser un día donde festejemos conviviendo en memoria de nuestros vecinos que perdieron la vida en 1985 y 2017. Exaltando los valores de la solidaridad, la buena vecindad y la vida comunitaria, para defender nuestro medio ambiente, la cultura, patrimonios históricos y artísticos, diversidad y democracia participativa.

Sería una fecha para hacer un balance del estado que guarda nuestra organización permanente y cultura de la prevención ante desastres, conviviendo en las calles, plazas, barrios y espacios públicos, con nuestros vecinos sin importar filiación política, religión, preferencia sexual, origen étnico o color. Un día para saludarnos e intercambiar alegrías y recordar a nuestros muertos, sabiendo que también sabemos enfrentar organizadamente a los desastres y las tragedias.

Este sería un homenaje a los que han muerto y han perdido vidas y patrimonios, con una perspectiva de comunidad y que en suma cuantitativa-cualitativa local, nos haría hacer votos de fraternidad y como luchadores por una ciudad mejor. Sería el día de los ciudadanos y los vecinos.

Un homenaje a todos los héroes anónimos, que está en cada ciudadano consciente de sus derechos, libertades y deberes.

Por ello proponemos el 19 de septiembre de cada año, para no olvidar que somos vulnerables pero fuertes, como el Día de la Ciudad de México.

% Comentarios (5)

Seria como el Thanksgiving Mexicano.

Verdaderamente… Una más que se suma a la propuesta.

Sería una gran propuesta ya que es más el agrdeser a todos aquellos héroes anónimos que sin el afán del reconocimiento dieron todo por ayudar a nuestros hermanos mexicanos en desgracia

Leave a comment